Musica del recuerdo



Las notas se deslizaban sobre el piano, haciendo sonar esa maravillosa melodia que llamaba al recuerdo y me hacia suspirar.

El recuerdo de tus besos, esos que nos dábamos a medianoche entre los arbustos, escondidos del mundo y ajenos a todo. O junto a la chimenea, con las mejillas coloradas del calor del fuego.

El recuerdo de esa mirada profunda, esos ojos que decían todo sin ninguna palabra o sonido en los labios. La cual, podía hacer que me estremeciera de placer solo con imaginar que pasaba por tu cabeza.

El recuerdo de un baile, un vals, sin música, pero a la luz de la luna, mirandonos fijamente, pensando en la misma melodía.

El pensamiento de saber que aquella noche no sería la única y que habría más, en diferentes escenarios y en distintas estaciones.


Tus besos

Cada beso que me das... es diferente.
Puede ser fugaz, como esos besos entre horas.
Intenso y profundo, como los que nos damos al vernos de nuevo.
Ardientes, esos que van dejando un surco en mi piel.
Cariñosos, aquellos que curan cualquier dolor.
Dulces, como los que me das aún dormida.
Tus besos...únicos.