Bajo un manto de estrellas

En esta noche, clara y fresca,
las estrellas brillan cubriéndolo todo.

La brisa que corre es refrescante,
esa brisa que te da escalofríos.

Bajo ese manto de estrellas quisiera estar,
que tus brazos me cubran de la fría brisa,
que tus manos me den calor,
y que tus besos, lentos, pausados,
recorran mi piel calmando ese frío.

Bajo ese manto de estrellas,
echados sobre la fría hierba,
nos besamos a la luz de la luna...
Esperando que la noche no acabe.

La senda oculta


En ese camino, cuya senda fue olvidada y ocultada por la naturaleza.
Esa senda donde los sueños se encuentran,
donde la naturaleza domina todo.

Donde la imaginación vuela 
y la tranquilidad reina.

Esa senda que conduce a un jardín,
un claro en medio del bosque.

Inmaculado, puro, maravilloso.

Donde los males se borran, 
donde los amantes se encuentran, 
donde los sueños se hacen realidad.

Donde los besos son infinitos,
y el mañana no existe.

Donde el tiempo no pasa,
y la paz reina.




En esta oscuridad

En esta oscuridad, 
hundida entre las sábanas, 
sintiendo la brisa de la noche...

Pienso en tus manos
sosteniéndome la cara, 
y tus labios lentamente
posándose sobre los míos.

La dulce sensación de sentirte cerca,
solos en el mundo.

En esta oscuridad,
echándote de menos..
Te esperaré.