Tomando una taza de Té





Algo con lo que escribir, algo que escribir, 
un sitio donde escribir y una taza de té, relajante e inspiradora.

Un sorbo, cientos de palabras escritas.
Mirar al vacío mientras, en tu imaginación, piensas en las próximas palabras.
Y soltar la taza, volver a escribir.

Deleitarse con el frescor de la tarde,
una buena taza de té
y una idea.