Luciérnagas en la noche

Engullida en una nube de pensamientos me hayo.
Tumbada en el campo, en medio de tanta oscuridad.
Las estrellas y la luna me velan,
las luciérnagas juegan y danzan delante de mis ojos.

El corazón se me encoje, siento que puedo volar,
que las cosas se pueden cambiar. Suspiro.

La danza impetuosa de las luciérnagas,
el sonido de la noche y la suave brisa,
me transportan al mundo de Morfeo.

Brisa, luz, silencio.
El Sueño hace efecto.

0 comentarios:

Publicar un comentario