Te caiste...

Te caiste, me cai.
Rodamos juntos sobre el suelo,
envueltos en verde,
con hojas en el pelo.

Me miraste, te miré.
Sonreimos como tontos,
ilusionados y borrachos de amor.

Te besé, me besaste.
Nuestras sonrisas se fundieron,
el amanecer y el anochecer
fundidos en aquel beso, tan tierno.

Luciérnagas en la noche

Engullida en una nube de pensamientos me hayo.
Tumbada en el campo, en medio de tanta oscuridad.
Las estrellas y la luna me velan,
las luciérnagas juegan y danzan delante de mis ojos.

El corazón se me encoje, siento que puedo volar,
que las cosas se pueden cambiar. Suspiro.

La danza impetuosa de las luciérnagas,
el sonido de la noche y la suave brisa,
me transportan al mundo de Morfeo.

Brisa, luz, silencio.
El Sueño hace efecto.

Mientras dormias...

Mientras dormias,
mi corazón palpitó,
mi mente te imaginaba,
dormido, tranquilo.

Mientras dormias,
te soñaba y deseaba,
te queria besar y abrazar.

Mientras dormias,
mis dias se hicieron luz,
mis noches... soñar.
Y con el corazón encogido,
ilusionado y enamorado,
te quise aquí, ahora, ya.

Mientras dormias,
pensé en que ese querer,
dulce y querido amor,
se hará realidad.

Gran amiga

Jovenes y tontas, asi son las amigas entre si.
Se enfadan por tonterias, se molestan.
Pero son eso, tonterias...

Vuelve a mi gran amiga, ven,
que te voy a achuchar.

Las amigas a veces discuten,
a veces se dicen cosas feas,
pero se perdonan, se abrazan,
y se quieren muchisimo.

Yo a ti te quiero muchisimo,
que te enfades conmigo me rompe el alma,
amiga, vuelve a mi....