El techo pensativo

Sola, distraida...Miro el techo que se encuentra sobre mi, mientras yo permanezco tumbada en la cama,¿acaso se perdieron las esperanzas y los sueños? Eso me pregunto estando alli tumbada. ¿Para que mirar a otro lado, si el techo esta claro? Es blanco. A no, hay una mancha de humedad, ¿esa mancha es la que hace que los sueños se diluyan sin mas?
Tumbada, cansada...¿tengo sueño? No, no creo. Simplemente que el vacio me visita a veces y no puedo remediar darte una simple bienvenida. Hay que ser cortes con una visita. Aunque sea la nada.
Dolor, frio...¿el dolor produce frio? ¿o el frio produce dolor? Podrian servir las dos. El dolor de algo puede hacer que te enfries tanto que llegue un momento en el que dejes de sentir. El frio que uno puede sentir, puede llegar a doler, e incluso a quemar...
Quemar...se quema el alma de dolor ¿eso es posible? De dolor de ¿amor?¿odio?¿desesperanza? Quien sabe...
Sola y fria, en esta noche helada, miro el techo que hay sobre mi cama, y pienso mientras estoy tumbada, que frio tengo, tanto que siento un dolor que me quema por dentro, y mientras mas lo pienso, mas me canso...
Vagas reflexiones sobre una mente perdida en la inmensidad, tan pequeña, del techo de su habitacion...

0 comentarios:

Publicar un comentario