Fugaz

Te contemple en silencio mientras me mirabas a los ojos.
Tus palabras se hundían poco a poco en mi corazón.
¿Enamorada? No sé. ¿Encaprichada? No creo.

Las dulces palabras que decías me hacían estremecer,
Un rápido poema me despierta una sonrisa en los labios.
Yo esperaba que al sonreír besaras mi sonrisa,
Que las luces se volvieran oscuras, dejándonos en penumbra.

Y ahí, envolvernos en un abrazo, que durara horas.
Un beso infinito, donde no hubiera fin entre tus labios y los míos.
Y cerrar los ojos, y verte, y ver que estas ahí.
Eso te haría muy feliz.

Yo observando la oscuridad de tus ojos, viendo la pequeña
Sonrisa en tus labios. Y tú contemplar el verde de los frondosos bosques
Y ver mis mejillas sonrojadas, como amapolas al viento.

¡Ay! Enamorado, aquí tienes mis labios,
Puedes besarlos.

1 comentarios:

Con este y tu anterior escrito, se ve a leguas que podes ver podes ver claramente lo q sentis, y ser capaz de expresarlo de una manera tan hermosa es digno de elejios, y si me equivoco entonces es q tus sentimientos tienen su propia boca, segui y deja! que hablen elvi.

 

Publicar un comentario