Musica del recuerdo



Las notas se deslizaban sobre el piano, haciendo sonar esa maravillosa melodia que llamaba al recuerdo y me hacia suspirar.

El recuerdo de tus besos, esos que nos dábamos a medianoche entre los arbustos, escondidos del mundo y ajenos a todo. O junto a la chimenea, con las mejillas coloradas del calor del fuego.

El recuerdo de esa mirada profunda, esos ojos que decían todo sin ninguna palabra o sonido en los labios. La cual, podía hacer que me estremeciera de placer solo con imaginar que pasaba por tu cabeza.

El recuerdo de un baile, un vals, sin música, pero a la luz de la luna, mirandonos fijamente, pensando en la misma melodía.

El pensamiento de saber que aquella noche no sería la única y que habría más, en diferentes escenarios y en distintas estaciones.


Tus besos

Cada beso que me das... es diferente.
Puede ser fugaz, como esos besos entre horas.
Intenso y profundo, como los que nos damos al vernos de nuevo.
Ardientes, esos que van dejando un surco en mi piel.
Cariñosos, aquellos que curan cualquier dolor.
Dulces, como los que me das aún dormida.
Tus besos...únicos.

Quiero...


He subido montañas, recorrido caminos,
He tenido el mundo a mis pies.

Ahora quiero ver ese mundo,
Vivirlo día a día, pensar en mi futuro.

Quiero soñar despierta,
Quiero ver el horizonte con la mirada firme.

Buscando inspiración

La hoja de papel en blanco,
los minutos pasan contemplando el vacio.

Las ideas atascadas,
intentos de escribir vacios.

Y de repente, una melodia,
un susurro, un escalofrio.

La caricia del lapiz contra el papel,
el olor a libro cerrado...

Un escalofrio recorre mi columna,
suspiro, cierro los ojos.

La inspiración va volviendo...


Cristales empañados

La lluvia arreciaba en el exterior,

los cristales de la ventana, frios, empañados.

Nuestros alientos entrelazandose.

Nuestras manos viajando por el cuerpo del otro.

Un beso intenso, apresurado, deseoso,

que deja poco a poco sin aliento.

Risas bajo las sabanas...

La lluvia sigue cayendo,

reposo sobre tu pecho,

me acurruco contra tu cuerpo...

Calido, acogedor...

El final de la senda

Dulce y amarga muerte, fin de todas las sendas de la vida.
Recuerdo de aquellos que llegaron al final de ese camino,
recuerdo que quedará reflejado de generacion en generacion,
de padres a hijos, de abuelos a nietos.

Aquellas personas que se nos fueron... siempre estarán cerca,
porque un pedazo de cada uno de ellos esta en nuestra memoria.

Transición


Otoño... Tonos rojos, naranjas, marrones...
Melancolia, recuerdos, lluvia...
Los dias del otoño se van acabando,
las hoas de tornaban de distintos colores,
las lluvias arreciaban las calles, y
pavimentan de frescura los caminos.

Invierno... El invierno se asoma a nuestras puertas y ventanas.
El tono gris y blanco inunda las calles.
Mucha gente puede odiarlo, pobre invierno,
es frio, es cortante su viento, y heladas son sus lluvias.
Pero en invierno, el frio llena mis pulmones, siento la frescura invernal,
el calor de la chimenea en casa, la sopa caliente, la luz tenue...
Las noches largas....